Violencia por Armas de Asalto como un Problema de Salud Pública

La violencia armada es una epidemia de la salud pública. Mata a la gente, destruye familias y a nuestras comunidades. Nuestro plan se centra en reconocer la violencia como la epidemia de salud que es, para interrumpirla, reducir el riesgo y cambiar las costumbres de la comunidad para que todos puedan sentirse seguros en sus propios hogares.

Las personas recurren a la violencia cuando pierden la esperanza y se ven privados de  oportunidades. El racismo sistemático y la eliminación de inversión, han privado a las comunidades de las oportunidades económicas durante décadas, y esto se ha visto agravado por Bruce Rauner. El desempleo en las cinco comunidades de Chicago más afectadas por la violencia armada llega al 35%. El desempleo en otras regiones del estado, más afectadas por la violencia con armas de fuego, excede el promedio estatal también. La crisis presupuestaria de 736 días de Bruce Rauner eliminó los fondos para la prevención de violencia, los programas extracurriculares de las escuelas y los servicios de salud mental que contribuyen a crear comunidades más fuertes.

Tenemos que luchar para que todas las comunidades sean saludables y seguras, y tenemos que asociarnos con quienes ya estén haciendo este trabajo. Como gobernador, trabajaré con todas las comunidades afectadas por la violencia por armas de asalto. Juntos, dirigiremos los esfuerzos para tratar la violencia como una epidemia de salud pública, reconstruiremos comunidades saludables y aumentaremos la seguridad contra las armas de fuego.

JB tratará la violencia por armas de asalto como una epidemia de salud pública:

  • Expandir la capacidad del Departamento de Salud Pública de Illinois para que se ocupe del tratamiento de la violencia por armas de asalto, como una epidemia de salud pública.
  • Luchar para que se realicen estudios de investigación, sobre la violencia por armas de asalto, a nivel federal, por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).
  • Enfocarse en la prevención e intervención, invirtiendo en programas comunitarios que prevengan la violencia y fomenten la resolución de conflictos sin violencia.

JB trabajará para reconstruir comunidades saludables:

  • Restaurar fondos para organizaciones comunitarias y programas de servicios humanos. Estos servicios son fundamentales para prevenir y acabar con la violencia a través de los servicios de salud mental y en las escuelas, tratando a quienes están en mayor riesgo y cambiando las normas de la comunidad.
  • Crear oportunidades económicas en los vecindarios más afectados por la violencia armada, mediante un mayor acceso al capital y la capacitación para pequeños negocios y la ampliación de oportunidades educativas para los jóvenes.
  • Asociarse con organizaciones para desarrollar programas de resolución de conflictos para nuestros niños.

 

JB aumentará la seguridad contra las armas de fuego:

  • Implementar verificacion de antecedentes universales para cada venta de armas en Illinois.
  • Crear una orden de protección contra la violencia letal, disponible para que las familias puedan intervenir para proteger a sus seres queridos y evitar que se hagan daño a sí mismos y a otros.
  • Prohibir las armas de asalto, cargadores de alta capacidad y sistemas automáticos en Illinois para ayudar a prevenir tiroteos masivos.
  • Apoyar y aprobar un proyecto de ley para garantizar que las armas de fuego se comercialicen de manera segura y responsable.
  • Crear y liderar una asociaciónde estados regionales comprometidos a reducir el tráfico de armas a través de nuestra frontera estatal. Esto también permitirá que las agencias del orden público compartan datos para ayudar a rastrear el flujo de armas ilegales.
  • Crear una unidad dedicada a la investigación de crímenes con armas de fuego dentro de la policía estatal, que coordine con los departamentos de policía locales para centrarse en el tráfico ilegal de armas y el crimen causado por las mismas.
  • Garantizar fondos federales para mejorar los registros de informes de verificación de antecedentes.
  • Crear un grupo de trabajo interinstitucional para evaluar el progreso del estado en proveer registros prohibidos al sistema de verificación de antecedentes federales NICS.
  • Asegurar que los registros que prohíben la violencia doméstica y el abuso de drogas se validen previamente y sean compartidos en los sistemas apropiados de verificación de antecedentes de manera adecuada.
Back to Top